Todos los años, cuando llega febrero, los niños y niñas de Robliza nos
disfrazamos y divertimos sin molestar a nadie.
Esta foto está tomada delante de nuestra escuela